5 consejos del presupuesto de boda que nadie te ha contado

5 consejos del presupuesto de boda que nadie te ha contado

Querida novia:

Sabemos que el tema del presupuesto es algo que suele preocupar o una de las cosas que más cuesta «controlar». Hoy te damos 5 super consejos que pocos se atreven a contar, pero es así de cierto y necesario que lo sepas #palabrita. 

Bodas soñadas, caritas mágicas, zapatitos de cristal, medianoche y un príncipe… estos 5 consejitos los contamos con una historia: La Cenicienta. 

El hada madrina

  • Un pequeño lujo 
 Pues así es querida, casarse es un «pequeño lujo» como nos gusta decir a nosotras y mucho más hoy en día donde las bodas han de ser LO MÁS. 
Hay muchos tipos de bodas y cada una con un presupuesto diferente, pero ya te adelantamos que si tu boda soñada es la de esas que salen en Pinterest y en los mejores blogs de bodas ve haciendo la hucha. Para poneros un ejemplo es como leer la Vogue cuando solo puedes permitirte ropa de Mango. Que puedes sacar inspiración ¡Pues claro! Al igual que las firmas pret a porter se inspiran de los grandes diseñadores.

Para que te hagas una idea a día de hoy una boda, llamémosla Pinterest, para 100 personas no baja de 30000€…. y no nos sobra ni para café.  

De allí la importancia que tiene hacer números antes de empezar los preparativos y mirar cualquier cosa y ver hasta dónde podéis llegar, creemos que es el mejor consejo que podemos darte. 

Al final nuestro trabajo consiste en asesorar y aconsejar aquello que es mejor para cada pareja  teniendo en cuenta sus gustos y presupuestos, pero al final los que pagáis la  boda vais a ser vosotros y no somos hadas madrinas ni tenemos una varita mágica para conceder todos los deseos. 

La calabaza carroza no existe

  • Acepta tu presupuesto
 Sea cual sea tu presupuesto es perfecto para ti y tu boda. No la compares con otras bodas ni con otros presupuestos, acepta lo que hay desde el primer momento y que vas a conseguir hacer lo mejor que puedas con ese dinero. 
Si bien os decíamos que una boda es un pequeño lujo, ahora os decimos que no es necesario endeudarse para casarse, basta aceptar lo que hay y decir hasta aquí podemos llegar o no nos queremos gastar más (puesto que también hay parejas que podrían permitirse gastar más pero no quieren).
No hay duros por pesetas ni nadie os va a crear una carroza de una calabaza, intentad en la medida de lo posible contratar proveedores de calidad y que os den confianza, especialmente en aquello que os hace más ilusión. 

Tratemos de ser felices, no perfectos. Si eres feliz (feliz para ti, no para agradar a nadie) tendrás una boda perfecta, no lo dudes. Esto no es una competición, tranquila, por suerte no eres súper famosa y no vas a tener cientos de cámaras y periodistas grabando o criticando cada momento, un alivio ¿verdad? 

Las hermanastras

  • No vas a recuperar la inversión 
 No querida, no vas a recuperar la inversión, ya te lo decimos ahora… a no ser que quieras hacer una boda estilo las hermanastras de Cenicienta y dar un trozo de pan duro. 

Puede ser que antiguamente sí se recuperase, pues las bodas eran otra cosa: almuerzo o cena en un restaurante (nada de alquilar el hotel o una finca entera), tarta, un poco de baile y cada uno se iba por donde había venido…

Hoy en día: que si buses, candy bar, photomatón, dron, fuegos artificiales, «chorraditas» miles (en el buen sentido, que nosotras somos las primeras que nos encantan estas cositas),  laca y compresas en el baño, horas y horas y más horas de barra libre con el coctelero de moda incluido, bailes especiales y hasta una noria (en plan Ferragnez)… no vas a recuperar la inversión ni de coña. 

Perder el zapatito de cristal

  • ¿A qué estás dispuesta a renunciar? 
 Tener bien claras las prioridades desde el primer momento os ayudará a la elección de los proveedores y ver en qué estáis dispuestos invertir y qué es prescindible para vosotros. 

No hay prioridades mejores o peores, cada pareja tiene las suyas: para unos será un buen grupo de música y para otros será la comida. 

Nuestro consejo: elije 3 TOP, en los que más quieres invertir  y apostar en calidad. Elije 3 medios y el resto que sea básico o que incluso puedas renunciar y busca proveedores que se ajusten a ello. 

Es como un juego: cuando vas de compras y llevas 100€  tienes que ver cómo los inviertes: puedes comprarte 1 cosa de calidad de 100€, 2 cosas medias por 50€ o 10 cosas en Primark por 10€… pero no puedes comprarte 10 cosas por 100€, así que tendrás que perder el zapatito de cristal.

El príncipe

El final de cuento.

Hemos guardado el mejor consejo para el final.  Y  es que las mejores cosas de una boda son GRATIS, en serio! De nada sirve hacer una boda soñada si no tienes un príncipe, ¿verdad? 

Tener a la gente que te quiere, tu familia, tus amigos, habéis decidido dar ese paso tan importante y estáis con la mejor compañía. Piensa en eso, en lo afortunados que sois (ya seáis 100 o 25), es vuestro día, vuestro momento, vuestra boda y será perfecta si quieres que sea perfecta independientemente del presupuesto.  

Y ojalá mientas la estés viviendo puedas pensar lo siguiente: «Por qué es como un sueño. Un maravilloso sueño hecho realidad».  Cenicienta. 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.