La boda civil, urbana y con pandemia de Maria y Nico

La boda civil, urbana y con pandemia de Maria y Nico

Teníamos muchas ganas de enseñaros esta boda. Maria y Nico se casan en Mallorca este verano, pero hace unas semanas celebraron su boda civil en Berlín. Hoy Maria nos cuenta cómo vivió la aventura hasta llegar al altar. 

10 horas y 3 trasbordos hasta el

¡Si, quiero!

Juliet’s: ¿Dónde se celebró vuestra ceremonia civil? 

María: La celebramos en Berlín

Juliet’s: ¿Qué restricciones teníais en esos momento en vuestra ciudad? 

María: Como vivimos en Zúrich, teníamos muchas restricciones, no sólo las de Alemania, sino también las restricciones de viajar. En primer lugar, nos cancelaron el vuelo desde Zúrich a Berlín varias veces los últimos días antes de la boda. Así que yo decidí en último momento viajar 2 días antes de la boda (10 horas y 3 transbordos) en tren cargando mi vestido en una mano y en la otra una enorme maleta. Llegando a Berlin me esperaba ya mi padre en casa con una botella de vino (que nos acabamos entre los dos!) 

 

Nico viajó con mi dama de honor Dani en  avión un día antes de la Boda y tuvieron que hacerse una prueba de PCR, y presentar una carta firmada por un médico afirmando que el PCR era válido, se tuvieron que hacer otra prueba de PCR al llegar al aeropuerto.

Juliet’s : ¿Tuvisteis que reorganizar la boda por culpa de las restricciones? 

María: Definitivamente ¡SI!. El primer Plan era ir después de la ceremonia a comer «currywurst» con champagne y luego ir a una «kneipe» a celebrar (bares muy típicos Berlineses). Para la cena había reservado un restaurante que me gusta mucho que se llama Paris Bar.

El numero de personas siempre fue el mismo, ya que teníamos claro que en nuestra ceremonia civil queríamos una celebración muy íntima.

Vinos, curry wurst con patatas fritas,

comida mexicana gourmet...

Juliet’s : Tras la ceremonia por lo civil, ¿hicisteis algún tipo de celebración?

María : ¡Si, claro! Empezamos en la vinoteca de mi amigo, Holger Schwarz, en mi opinión la mejor vinoteca de BERLÍN.  Él nos dejo hacer un apero en su tienda, los vinos de la cena también los conseguimos allí. Nuestros Bridesmaids/ Groomsmen nos hicieron una sorpresa y nos trajeron currywurst con patatas fritas para todos! así que al final mi sueño de comer curry wurst con champagne se hizo realidad!   

Después nos fuimos a casa de mi padre, que vive enfrente de un lago a las afueras de Berlín. Llegando a su casa, un equipo de catering nos esperaba con fingerfood y bebidas, disfrutamos del sol y del buen tiempo en la terraza. Ya a la noche cenamos un banquete de  5 platos elaborados por un prestigioso chef de Berlín . Nos hizo unas delicatessen con un toque mexicano. Y obvio la fiesta siguió hasta las tardes horas de la madrugada.

Juliet’s: ¿Cuántas personas acudieron a la boda?

María : Eran 12 en total. Los invitados + catering + florista etc… se tuvieron que hacer también un test de Covid.

Háblanos de tu look, estabas muy chic.

María: Muchas gracias. Es un mono de la firma Uni Paris y se encuentran en Paris, ellos solo hacen diseños a medida pero por el lockdown en París tuvimos que hacer todo por teléfono. Me tome mis medidas en Zürich con un sastre y se las mande por correo. Fue increíble el día que me llegó el vestido por correo y me quedó perfectamente bien. El abrigo es de Magda Butrym una disenadora polaca. Los  zapatos son de la marca Attico. Los aretes me los regaló y mandó mi madre que no pudo estar en la ceremonia civil porque vive en Nuevo Mexico, son unos pendientes de gran valor simbólico ya que mi madre los llevó también el día de su boda y se los había regalado mi abuelo paterno. 

Juliet’s: Y tu ramo, ¿qué flor llevaba? 

María: La flor se llama Hyacinthus. Quería algo pequeño, compacto y sencillo. Mi florista que es una gran artista también hizo toda la decoración para la cena en casa de mi padre. 

¿Y cómo fue la ceremonia?

¿Con qué momento te quedas?

Maria: El día entero fue especial. Pero creo que lo mejor fue cuando Nico y yo nos cruzamos por primera vez ese día antes de la ceremonia. Yo dormí la noche antes a la boda con mis tres damas de honor (Dani, Nami y Andrea) y con mi padre en casa de mi padre. Nico durmió con sus tres groomsmen. 

Cuando llegue al ayuntamiento me fui a dar una vuelta con mis damas y justo en una esquina nos cruzamos Nico y yo y nunca olvidaré su mirada… Estaba tan guapo y sobre todo tan feliz de verme. Fue un momento muy mágico.

Juliet’s:  ¿Tuviste momentos de nervios o incertidumbre antes de la boda por el tema de las restricciones?

María: Claro, a parte nos cambiaban la normativa cada 15 días. Me daba mucho miedo que fueran a cerrar las fronteras. Y lo peor fue la tercera vez que nos cancelaron el vuelo. Allí fue cuando decidí irme en tren. Pero nunca me dio miedo no poder casarme… yo sabía que iba a pasar. Estaba actuando con flexibilidad ya que esta es nuestra nueva realidad y tenemos que adaptar nuestra forma de organizar las cosas a esta realidad.

Mis damas de honor también vienen de fuera, Nami voló desde Korea y Andrea desde Bélgica. También me ponía de nervios que ellas no pudieran viajar. Pero todos lo logramos!

Juliet’s: Imagino que poderse reunir con familiares y algunos amigos aunque sean poquitos y poderles abrazar es algo súper especial en estos momentos…

 María: ¡Es lo más especial ! Me encantó poder vivir la experiencia de celebrar en una ceremonia tan pequeña. Pudimos disfrutar de cada uno de nuestros invitados.

Juliet’s: Os casais en Mallorca el próximo 31 de julio, ¿por qué decidisteis celebrar vuestra boda en Mallorca?

María: Yo soy mitad mexicana mitad alemana y viví 5 años en España. Así que en parte también me siento española y pienso que para mi familia mexicana y mi familia alemana, Mallorca es el lugar perfecto. Sin olvidar que Mallorca es una Isla hermosa!

Juliet’s: ¿Qué estilo de boda vais a celebrar en Mallorca? 

María : Queremos hacer una boda de tres días. Disfrutar con nuestros amigos y con la familia de la playa, la finca y la gastronomía. 

Juliet’s:  ¿Creéis que la situación actual pone en riesgo vuestra boda o estáis animados y optimistas? 

María: Es lo que mencione antes. Yo creo que esta es la nueva realidad (por el momento) y tenemos que adaptarnos y aceptar que no hay certidumbre. Yo estoy planeado todo como si fuera a casarme el 31 de julio y por supuesto estoy siendo optimista. Pero si tenemos que cambiar la fecha, la cambio sin problemas. 

Juliet’s: ¿Algún consejo para aquellas parejas que también se casan este año? 

María: Tenemos que adaptarnos al cambio, solo así vamos a poder aceptar nuestra situación ¡Y no se desanimen! Sea como sea, va a ser una boda especial. 

Equipo de la boda civil:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.