La boda llena de recuerdos de Marga y Joan

Media vida juntos hasta que saltó la chispa. Y es que Marga y Joan se conocían hacía más de 13 años antes de empezar su relación. 

Su boda fue elegante por cómo son los novios y diferente por el lugar donde se celebró, un espacio único y exclusivo, donde no suelen hacer celebraciones de este tipo, pero Marga ya había hecho la comunión en este claustro y tenía claro que quería celebrar allí su boda. 

Fue una boda emotiva, en la iglesia de su pueblo, la misma donde se casaron sus padres, con la familia y amigos de toda la vida, los novios transmitieron mucha ilusión y emoción al recordar a la abuela materna cuando Marga le dedicó unas palabras durante el banquete. 

Marga que es una perfeccionista del orden y amante de las manualidades se encargó de miles de detalles que hicieron que su boda fuera aún más especial, como el sitting plan, el porta alianzas o los detalles de los invitados que eran botellitas de aceite de los olivos de la finca de Joan.

Durante la boda se les veía relajados y contentos, transmitían felicidad y eso es lo más importante para que una boda sea un éxito.

Testimonio

Estamos muy contentos con el servicio de Juliets, son muy profesionales, piensan en todo y nos ayudaron a encontrar todo lo que nos hacia falta.