Una boda de tres días

Maria y Nico

María y Nico son una pareja encantadora y singular

María y Nico o cómo planificar

una boda en pandemia

Hace siete años, María acudió como invitada del compañero de piso de Nico, a cenar.
Pero jamás se hubiesen imaginado que esa noche sería el comienzo de una historia de amor.

María y Nico son una pareja encantadora y singular: ella mitad mexicana, mitad alemana, y él, 100% alemán dejaron atrás sus planes para casarse en Italia y eligieron Mallorca como destino para su boda.

Planificar esta boda con ellos ha sido una experiencia preciosa y difícil, teniendo en cuenta que lo hemos hecho en plena pandemia.
Por cierto, puedes ver su ceremonia civil en Berlín aquí, dónde, tras vencer diferentes obstáculos, lograron celebrar ese día tan especial.

La de María & Nico fué una boda de tres días: welcome dinner and party en el beach club Gran Folies del Puerto de Andratx, la boda, en una exclusiva finca típica mallorquina con alojamiento, para finalmente también hacer un tercer día de celebración: una pool party.

Ellos querían una celebración con familia y amigos, mostrando su autenticidad y así fue.
Al ser una pareja de diferentes culturas, quisieron introducir algunos guiños en su gran día. Por ejemplo: María trajo serenata a Nico junto a unos mariachis que revolucionaron la cena.
Al vivir en Berlín, quisieron traer con ellos la fiesta, por eso trajeron un DJ directamente desde Alemania que toca en clubs reconocidos como Berghain, Kater Holzig y otros…
Sven, el DJ fué el encargado de musicalizar ese fin de semana y fué una gran sorpresa para todos los invitados.

El catering, La Alacena, fué el encargado del menú para el día de la boda, deleitando a todos con un buffet delicioso, donde la comida típica española era la gran estrella.

Las fotografías, a cargo de Inma del Valle, son el reflejo de la energía y de la buena vibra que había aquel día.

Las flores, de Marinella de A di Amore hicieron el tándem perfecto entre elegancia y color, decorando cada rincón de aquella calurosa tarde de julio.

Tampoco dejar dejar de enumerar otros detalles, como la música en vivo de la ceremonia, las servilletas personalizadas con sus iniciales, la magnífica torre de cava, y tantos otros donde María y Nico pusieron su sello personal.

Para nosotras, lo más bonito, es poder hacer feliz a los novios y a sus invitados.
Aquí os dejamos las palabras de los grandes protagonistas a pie de página.

Asset 1@300-verde

Testimonio

Fue lo mejor que me pudo haber pasado.
No solo disfruté muchísimo organizar esta boda con Vanesa, si no que ella también fue un ángel que me guió por las incertidumbres de este año.

Vanesa es extremadamente organizada y muy detallista.
El día de la boda lo dio TODO y puedo decir que estuve en las mejores manos y ahora tengo el honor de poder llamarla amiga.